7 rutinas beauty que harán más amena tu cuarentena

Que este confinamiento no te impida seguir con tus rituales de belleza (caseros) o probar otros nuevos. Te proponemos 7 opciones para que cuides de ti misma ahora que, en principio, tienes tiempo…

1 . Depilación: es el momento perfecto para probar aquellos métodos caseros, fáciles y duraderos a los que tan agradecidos estaremos cuando pase esta cuarentena. Una apuesta segura es la Silk-expert Pro de Braun, conocida coloquialmente como IPL (luz pulsada intensa) que no duele y notas los resultados muy rápido, además de que son definitivos. Es una manera de trasladar el salón de belleza a tu casa y asegurarte de que este verano… ¡Sólo quieras lucir piernas!

2. Limpia y exfolia tu piel en profundidad: es momento para dar ese respiro que tu piel tanto se merece. Descansa de maquillaje y aprovecha para hacerte una limpieza profunda y una exfoliación casera. Hazte un baño de vapor facial que elimine todas tus impurezas y toxinas. Pasados unos días, exfolia tu piel de manera artesanal con otros productos que ya tengas en casa. Ayúdate de algún cepillo para que el tratamiento sea más efectivo. La Facespa pro de Braun es una de las mejores opciones.

3. Hidrata tu pelo con una mascarilla natural: ahora sí que sí, no tienes excusa para seguir retrasando esa hidratación que tanta falta le hace a tu pelo. Aprovecha para elaborar la mascarilla natural que mejor se adapte a tu tipo de cabello con productos naturales como yogures, aguacates, fresas o plátanos.

4. Manicura “a la casera”: aprovecha para probar e innovar con originales diseños o colores en tus uñas. Ahora que nadie te ve, puedes experimentar y puede que descubras otros colores que te favorecen y, más aún, desarrolles un talento que no conocías.

5. Dedica tiempo a ejercitar tu cuerpo y mente: tanto si antes ya eras amante del deporte como si no, tantas horas en casa son la excusa perfecta para practicarlo. Descubre clases de ejercicios virtuales para que la cuarentena no te pase factura. Además, esrecomendable conseguir tener unos momentos de desconexión “digital” y practicar el mindfulness. Eso te ayudará a sentir un bienestar general.

6. Duerme: es fácil decirlo, pero no muchas veces practicarlo. Pero es una de las rutinas más necesarias para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Intenta dormir 8 horas diarias. Tu cuerpo, y tus ojeras, te lo agradecerán.

7. Bañera o ducha de relajación: este es tu momento. Es ese tiempo que te dedicas para liberar estrés y relajarte. Ponte tu playlist favorita, utiliza esos jabones de baño que tenías abandonados en el cajón y cierra los ojos. Darás gracias por este momento zen.