4 mascarillas caseras para hacer esta cuarentena

Ahora que tenemos tiempoy estamos en casa tan tranquilamente no debemos decuidar nuestro aspecto fisico. Es el mejor momento para usar esos potingues que tienes guardados en un cajón en tu tocador o incluso aprender a hacerte tus propias mascarillas faciales caseras. Si, lo que estas leyendo ¿mis propias mascarillas caseras? Sí, tus mascarillas caseras para limpiar y exfoliar tu piel, además son super fáciles de preparar y no te llevará mucho tiempo.

Mascarilla para suavizar la piel

Coge una rosa de tu jardin y tritura 5 pétalos en un recipiente hasta que se vuelva una pasta, para ello utiliza un mortero de madera o porcelana como el que se usa para hacer el ajo aceite . Ya está lista! Ahora tan solo tienes que coger esa pasta que se ha formado y aplicártela en el rostro. Dejala actuar 15 minutos y retirala con agua tibia. Esta mascarilla sirve para suavizar la piel. 

Mascarilla para exfoliar la piel 

Todas tenemos en casa azúcar, ya sea azúcar blanco o moreno. El azúcar es un exfoliante para nuestra piel porque ayuda a limpiar los poros y retirar impurezas . Cogemos un recipiete y mezclamos una cucharada sopera de azúcar y otra de miel. Se habrá formado una pasta que aplicaremos en nuestro rostro durante 15 minutos y retiraremos con abundante agua fría.

Si eres de las que no toma azúcares y no tienes azúcar en tu despensa, puedes hacer la mezcla con avena y miel.

Mascarilla para tensar la piel

Las mascarillas hechas con yogurt ayudan a suavizar la piel y hacerla ver cada vez más tersa . Para hacer la mascarilla cogeremos un yogurt y lo aplicaremos sobre el rostro durante 15 minutos, despues retiraremos con abundante agua el yogurt.

Mascarilla para hidratar la piel

El pepino es la forma más común de usar mascarilla para el rostro, es una muy buena opción de mascarilla porque ayuda a hidratar la piel y sirve como desinflamatorio. También se usa para los ojos y las ojeras, pues alivia en hinchazón. Para preparar la mascarilla cortaremos en trozos el pepino y lo trituras en un mortero hasta que se extraiga el líquido. Ese líquido es el que debemos aplicar en el rostro durante 15 minutos y después retirar con agua fría.